Patones de arriba

No hay comentarios
Excursión a Patones desde Madrid, día soleado y mágico.

¿Habéis oído hablar del pueblo tan famoso de Madrid llamado Patones? Yo muchísimo, pero nunca había estado, pese a la cercanía que nos une. Así que, como aún nos quedaban días de vacaciones nos hemos puesto las zapatillas y nos hemos ido a pasar la mañana. Una mañana de lo más agradable y hermosa, por cierto.
Se encuentra a unos 50 km del centro de la capital. Se trata de un pueblecito de la sierra norte que se divide en dos: Patones de abajo y Patones de arriba. En los años 60, empezó a emigrar la gente de arriba a la zona del pueblo de abajo, entre otras cosas, por su expansión y forma de vida. Hoy día es un pueblo en el que habitan pocas personas a diario, pero que se masifica en fines de semana ya que está abierto al turismo rural y de montaña.
Es fantástico pasear por las calles empedradas de un auténtico pueblo medieval, sus casonas, iglesia y restaurantes típicos de la época.


Para comenzar, tendrás que dejar el coche en la zona de abajo, ya que es muy difícil aparcar los coches en un mini parking para unos 10 vehículos que hay en la zona de arriba, y además, está prohibido el acceso a vehículos no residentes. Dentro del pueblo no se puede pasar con el coche (ni los residentes) por lo que podrás pasear al libre albedrío por en medio sin preocuparte.
 


Según aparques, sube por este camino, y llegarás andando en 0.9 km.



Una vez arriba, te encontrarás estas señales. Puedes intentar probar suerte a ver si antes de las señales consigues un huequito en el preciado parking, de lo contrario te tocará bajar y subir andando por el camino.



Una vez en el pueblo, te asombrará según entres. Es tan bonito que disfrutarás paseando y querrás hacer fotos a todo.


Si lo prefieres, antes de visitar el pueblo, puedes pasarte por la oficina de información turística. Solo tienes que encontrar este edificio, y te dirán los puntos de interés y rutas para ir por los alrededores de la sierra.


Si te apetece pasar la tarde y alojarte allí, hay una posada de lo más bonita. Entra en internet e infórmate.

 
 
Aquí os dejo algunas de las fotos que sacamos del pueblo. Si os gusta la gastronomía madrileña, hay bastantes restaurantes en el que podrás degustar una buena carne o platos de puchero madrileños. Los menús rondan los 15-20 euros, tanto entre diario como en fin de semana. Pero si vas en fin de semana tendrás más variedad de restaurantes, ya que no abren todos a la vez (se van turnando).
 






 
Ha sido breve pero intenso en cuanto a belleza. No os lo perdáis y disfrutar de un rato agradable.

No hay comentarios